Seguidores

jueves, 8 de diciembre de 2016

Alma de crítico


"Has puesto a parir a La reina de España", me dice un amigo. Y me pongo triste. No tengo alma de crítico. Ni lo soy.  Lo que debería haber hecho es ignorarla y ya está. José Luis Guarner escribió algo así como que la misión de un crítico es evitar que las buenas películas pasen desapercibidas. Ahora está de moda lo contrario, resaltar lo horrendas que son las películas horrendas. Entras en un medio digital independiente y alternativo y te encuentras con una crítica sobre lo mala que es, por ejemplo, Capitán América. Y el crítico tira de repertorio para convencernos de algo que ya sabemos. Pues nada, que sepáis que cuando ví La reina de España el público se reía y al salir la mayoría lucía cara de haber pasado un buen rato. Lo dicho no cambia mi opinión negativa sobre la película, pero me quedo más tranquilo.

"Los críticos son unos tipos que piden bebidas baratas, salvo cuando no pagan ellos". Groucho Marx

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Los muy cabrones


Ayer, en la barra de un bar, un hombre airado farfullaba todo tipo de improperios, mezclados con otras palabras que yo no conseguía descifrar. Al darse cuenta de mi presencia, se dirigió a mi y me dijo "menudos hijos de puta, para ser barrendero tienes que hacer un examen, pero para votar da lo mismo y ahí que va toda la borregada. Como saben los muy cabrones". Asentí incómodo, apuré mi copa y me dirigí al teatro donde trabajo. Allí, en la puerta principal, un grupo numeroso de personas miraba las carteleras de los espectáculos y del cine como si les fuera la vida en ello. "No todo está perdido mientras a la gente le interese la cultura", pensé. Al verme sacar la llave para entrar al interior del teatro, varios de ellos se me acercaron y me preguntaron al unísono "¿Váis a programar "Villaviciosa de al lado"?". Como saben los muy cabrones...

lunes, 5 de diciembre de 2016

Espartaco


El viernes cumple 100 años Kirk Douglas, la última leyenda del Hollywood clásico. Para mí, siempre será Espartaco. Recuerdo cuando se proyectó la película de Stanley Kubrick en Basauri, mi peregrinación diaria a ver el cartel y las fotos de la película, imágenes acompañadas de la frase "Rompió las cadenas y cambió el mundo". Paradojas de la vida, hoy programo aquel cine al que acudía de chaval. Ahora, los adolescentes tienen como referencia a mocosos que se hacen llamar youtubers y les aconsejan sobre cómo ligar, cómo maquillarse, peinarse o vestirse para molar cantidad. El viernes, brindaré en honor de Kirk/Espartaco y le daré las gracias por acompañarme durante los complejos años de la infancia y adolescencia. Incluso, le diré que no le tengo en cuenta que me mintiera con lo de cambiar el mundo. Eterna gratitud.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Alcanfor


"La reina de España" no funciona, ni como drama, la represión en la posguerra, ni como comedia. Si con ingredientes parecidos Lubitsch firmó una de las mejores películas de la historia, Fernando Trueba consigue unos resultados paupérrimos, un correcalles sin sentido por culpa de un guión endeble, rodado con desidia y con un reparto desigual. Ni una esforzada, y muy guapa, Penélope Cruz consigue maquillar el despropósito. Fernando Trueba necesita dar un giro radical a su carrera. Para ello, debería olvidarse de boicots y campañas de desprestigio y analizar en profundidad las razones de un fracaso anunciado. "La reina de España" huele a alcanfor y eso es culpa sólo de Trueba.

martes, 29 de noviembre de 2016

Odio en las redes


Sitodas las personas que ponen a parir a la "La reina de España" en las redes sociales hubieran visto la película estaríamos ante una de las más taquilleras de la historia. La gente opina sobre una película que no ha visto y que no piensa ver. Algo habitual en las redes, por otra parte, y es que no hay tiempo para todo. En este caso, el origen de tanta animadversión se debe a unas declaraciones que hizo Fernando Trueba el año pasado en las que, entre otras cosas, decía no sentirse español. Y ante semejante ofensa a la patria, un grupo de españoles muy españoles y con mucho tiempo libre se han organizado para pedir el boicot a la nueva película del director madrileño. Me comentan que la revuelta la lidera un conocido torero. No puede ser verdad, seguro que me lo dicen para verme feliz. En este todo vale contra Trueba, he llegado a leer a gente ajena a esta campaña mofarse del director de "Ópera prima" porque es bizco. Entre chistes de gangosos y bizcos, un director de cine ha cometido el delito de estrenar una película. Mala, pero esa es otra historia.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Nostalgia


Al final, me decidí por "Aliados", un intento de Robert Zemeckis por recuperar el aroma del cine clásico al que le falta alma y le sobra Brad Pitt. Entretiene, Zemeckis conoce el oficio, pero no arrebata. Falta pasión y locura en una historia que pide desparrame y no contención, con una pareja sin química, que se distraen follando como podrían hacerlo jugando al parchís o a la rana. Marion Cotillard es muy grande y Brad Pitt muy pequeño, tanto que hubo momentos en los que me pareció estar viendo a Mickey Rooney y es que el paso por el cirujano le ha dejado al antaño eficaz Brad un rostro inexpresivo, casi amorfo, parecido al de Tom Cruise en su última película. A pesar de lo anterior, "Aliados" se ve con agrado y sus dos horas pasan como un suspiro. Nostalgia de un cine que no volverá.

viernes, 25 de noviembre de 2016

La cartelera


El lunes fue mi primer día de vacaciones de este año. El domingo, me agaché a recoger unos calcetines del suelo y desde ese momento no he conseguido ponerme recto. De vacaciones sí, pero en el sofá y con una manta eléctrica donde la espalda pierde su nombre. Esta claro que 2016 no es mi año. Igual es que a ciertas edades todo son penurias. Hace ya un tiempo, un médico me comentó que el día que me despierte y no me duela alguna parte del cuerpo es porque estaré muerto. Como no es el caso, hoy iré al cine encorvado a ver alguno de los estrenos de la semana. No sé si optar por "Aliados", de Robert Zemeckis, una vuelta al cine clásico de espías y amor, o por "La Reina de España", un intento desesperado de Fernando Trueba por recuperar aquellos maravillosos años de "La niña de tus ojos" tras los fiascos de sus dos últimas películas. Lo dejo que me estoy deprimiendo...

"Ahora que ya no veo, sólo me falta ser también sordo para librarme del todo de los malos films". Jorge Luis Borges