Seguidores

viernes, 20 de enero de 2017

Los sin túnel


Hoy tenía pensado hacer doblete en el cine. Primero, "Los del túnel", de Montero y Maidagán, y después "La La Land", la gran triunfadora de los últimos Globos de Oro. No va a poder ser, porque resulta que la primera no ha encontrado una sala en Bilbao donde estrenar y solo la programan multisalas de centros comerciales de fuera de la capital. Para verla, la tendré que programar en el cine en el que trabajo. Mala suerte si no tienes un cine, porque "Los del túnel" es esa película que llevas años esperando, una producción española de humor que no produce vergüenza ajena. Alguien ha pensado que su público potencial es el que acude a los cines de los centros comerciales. Hace poco escribí sobre un señor que me encontré en un bar y que gritaba indignado "menudos hijos de puta, para ser barrendero tienes que hacer un examen, pero para votar da lo mismo y ahí que va toda la borregada. Como saben los muy cabrones". Me he acordado de este individuo hoy porque está claro que para ser programador de cine en Bilbao tampoco hay que pasar examen. Los sin túnel...

jueves, 19 de enero de 2017

Ser Stalin


Tengo delante a un señor que me acaba de decir que "ser Stalin no es fácil". Yo ni le miro, le ignoro, aunque sé que él va a seguir ahí esperando su oportunidad, que tiene metido entre ceja y ceja que tiene algo que contarme que me interesa. En su momento no supe decirle que no y ahora lo estoy pagando. Le da igual mi aprobación, lo único que quiere es contar su historia a alguien y yo un día le escuché. "¿Has leído el último National Geographic?", me pregunta mientras yo sigo con este texto como si me fuera la vida en ello. "La clave está en no mirarle a los ojos", me digo. Él espera, sabe que solo es cuestión de tiempo. "¿Has leído en mi blog lo que he escrito sobre la extinción de los osos pardos asturianos?", me pregunta. Una lágrima recorre mi rostro. Y luego la gente se pregunta que qué hago yo en mi trabajo. Que sea lo que dios quiera...

miércoles, 18 de enero de 2017

Comedia


Quiero escribir y no sé muy bien sobre qué. Entro en el archivo del blog y me voy al 18 de enero de 2016 y compruebo que hace un año la política ocupaba por completo nuestras vidas, era el monotema que copaba los medios, las redes sociales y las conversaciones de bar. Volvíamos a creer en la política como herramienta para cambiar el mundo. Un año después, la gran preocupación es que hace frío en invierno. Incluso, nos sorprendemos de que en Burgos estén a bajo cero. Nos han vuelto a ganar la batalla. Siempre lo he dicho, son más listos. Para no cortarse las venas, siempre nos quedará el humor, reírnos de nosostros mismos y de todo lo que se mueva. El viernes se estrena una película que solo pretende que durante dos horas nos olvidemos de nuestras miserias. Se titula "Los del túnel" y la ha dirigido Pepón Montero, un amigo y uno de los tipos más lúcidos y divertidos que conozco. Como dijo Lubitsch "por lo menos dos veces al día, el más digno ser humano es ridículo". Pepón Montero lo sabe...

La foto corresponde a la obra "Dos hombres sin destino", dirigida por Pepón Montero y escrita por Montero y Maidagán. Ellos son, Enrique Martínez y Manuel Tallafé. Dos grandes.

"Acabo de ver en pase de prensa "Los del túnel", la primera película de Montero y Maidagán, dos grandes. Una comedia más agri que dulce, que hubiera encantado a Azcona. O a la tríada Age-Scarpelli-Scola. O a Guerricaechevarría y De la Iglesia. ¡Qué gustazo de personajes, de situaciones, de diálogos, de actores! Con Arturo Valls en un rol que es puro Gassman, la descomunal Nuria Mencía, Raúl Cimas de action hero, Manolo Solo, Manel Barceló, Pol López, y muchos más. A por ella". Marcos Ordóñez

martes, 17 de enero de 2017

Por un puñado de monedas


Le comento a una amiga, desengañada con su trabajo en la administración, que yo en mi ya larga trayectoria en la empresa pública he visto cosas que nadie me creería. Uno de mis primeros encontronazos con la realidad lo tuve nada más empezar a trabajar, durante una rueda de prensa. No voy a dar nombres porque tampoco es cuestión de hacer sangre. Se presentaba una obra de teatro de un grupo de mujeres del municipio, la mayoría amas de casa. En la mesa, cuatro hombres y ninguna mujer. Un concejal presente en representación del ayuntamiento destacó el trabajo que realizan diariamente las mujeres, así, en general, y para ello puso un ejemplo incuestionable, él llevaba siempre las camisas bien planchadas gracias a su señora. No me lo invento, no tengo tanta imaginación. Otro de los que presidían la mesa aseguró que estaba feliz con la iniciativa que se presentaba porque "nos sale gratis". No he podido olvidarlo. Ahí ya supe lo que me esperaba, por lo que no tiene sentido que ahora me queje. Lo hice por dinero y eso se paga.

"El cerebro es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta entrar en la oficina". Robert Frost

lunes, 16 de enero de 2017

Risas, bailes y amor


Tengo un amigo en facebook que se deshace en elogios hacia "Silencio", la nueva película de Martin Scorsese. A la vez, despotrica de "La La Land", el musical que ha conseguido el mayor número de Globos de Oro de la historia. Seguro que mi amigo tiene muy buen gusto, pero yo pienso ir a ver la película de Damien Chazelle, añoro el cine musical burbujeante de toda la vida, y si puedo no voy a ver la de Scorsese, autor de alguna de las películas capitales del cine contemporáneo y también de decepciones dolorosas. Igual me quivoco, pero es difícil que ocurra, no porque sea infalible sino porque disponemos de tanta información que es casi imposible que algo nos pueda sorprender. Es verdad que la vida, el cine, depara agradables contratiempos. De hecho, la película que más me ha gustado en 2016 es "Paterson", de Jim Jarmusch, un director que me transmitió sopor es sus dos películas anteriores. Y del cine reciente, me quedo con "Munich", de Steven Spielberg, un cineasta superdotado pero demasiado pendiente de la taquilla y de sus traumas infantiles. Ahora que lo pienso, me sorprendo con demasiada facilidad: la mejor intérprete de 2016 ha sido Kristen Stewart, maravillosa en "Café Society", de Woody Allen, una actriz inexistente para mi hasta ese momento. Al final, mirándolo bien, igual también voy a ver "Silencio", por si acaso, pero que conste que yo soy más de bailes, risas, colores y amor.

"Todo lo que soy se lo debo a mi bisabuelo, el viejo Cyrus Tecumseh Flywheel. Si aún viviera, el mundo entero hablaría de él. ¿Que por qué? Porque si estuviera vivo tendría ciento cuarenta años". Groucho Marx

viernes, 13 de enero de 2017

Amargura


La actualidad no da tregua. Vivimos en una montaña rusa. Por la mañana, qué enrollada es Meryl Streep. Por la tarde, cuánto cinismo en Meryl Streep. Por la noche, menuda hija de puta la cara pollo esa de Meryl Streep. Y así con todo.  Obama, por ejemplo. En un plis plas pasa de ser un tipo elegante y educado a un fraude y de ahí al mayor asesino de la historia de los Estados Unidos. Hablo de las redes sociales, ese altavoz de la mala leche que nos canta. Amargura y frustración son los apellidos de facebook, la red en la que yo me muevo. Escribes que fulanito, o menganita, es un chupapollas y se te inunda el muro de me gustas. Alabas a alguien que con su talento y trabajo ha conseguido un reconocimiento y dan su aprobación dos o tres parias de la tierra. El mundo virtual está lleno de cineastas, escritores, músicos y filósofos sin obra y alguien lo tiene que pagar. Miedito.

"Todos nacemos locos. Algunos continúan así siempre". Samuel Beckett

jueves, 12 de enero de 2017

Belleza obrera


He retirado la entrada de ayer porque me han comentado que podía herir la sensibilidad de alguna de las personas aludidas. "El Fugitivo del amor hiere sensibilidades en Tailandia", sería buen titular de periódico. Pero no, yo lo que quiero en esta vida es tener un millón de amigos, que diría Roberto Carlos. Para hoy tenía preparado un texto con el título "Belleza obrera" pero lo pospongo, no quiero líos con la clase trabajadora. Seguiré con mi consultorio, vertiente más frívola. Me pregunta un tipo que no conozco de nada que le recomiende bares y sitios imprescindibles de Bilbao. Me cuenta que es de Madrid y que va a pasar por aquí unos días y que le gustaría que alguien como yo le diera algunas pistas. Además, asegura que, por lo que suelo comentar en este blog, tenemos gustos parecidos. Esto se me está yendo de las manos... Querido amante del porno, si te gusta beber te recomiendo La Mula de Moscú, una coctelería con un servicio joven y profesional, un milagro en Bilbao, donde solo falta que te escupan al pagar. Para comer, El Cascanueces y el Kimtxu, dos restaurantes opuestos donde se come y se bebe de maravilla sin que te asalten por ello. Si te gusta el café, tu sitio es el Trimmer. Pero, ojo, solo cafés. Y cierran a las 18:30 horas. Si vamos al Casco Viejo, allí se encuentra otro de mis bares imprescindibles, el Baster, un local que demuestra que hay vida en el Casco Viejo más allá de los pintxos. Parejas treintañeras encantadas de haberse conocido con sus retoños, tan monos ellos. Dicho con todo el amor. Y si quieres pintxos, también en el Casco Viejo, el Gure Toki, reconocido en el 2016 como el bar con la Mejor barra de pintxos de Euskal Herria. Un pero, en hora punta se llena de turistas y nativos ávidos de desgustar todo lo que se les ponga por delante. Al otro lado de la Ría, en la zona de Marzana, está el Perrochico, un bar y restaurante con encanto que te hace creer que estás en otra ciudad. Un inconveniente: Estás en Bilbao. Otro imprescindible de Marzana, ambiente tipo Malasaña para que te sitúes, es el Dando la brasa, muy recomendable su menú del día. Y por último, mi bar de cabecera, el Kubrick, un bar sobrado de identidad y falto de coherencia, como dice mi amigo Urtzi Arriaga. Mi segunda casa. La incoherencia llevada hasta el delirio. Puro estilo.

Y un consejo: "Para conocer el origen y la calidad del vino no hay necesidad de beber todo el barril". Oscar Wilde.