Seguidores

martes, 2 de septiembre de 2014

Mala memoria


He hablado en alguna otra ocasión de mi mala memoria. Me pasa sobre todo con las películas y los libros. Tengo tantas lagunas que siempre es como si fuera la primera vez. Está bien, porque te permite disfrutar muchas veces con la misma intensidad de, por ejemplo, "El hombre que mató a Liberty Valance" o "Vértigo". Tiene el inconveniente de que no es muy normal. Que conste que para recordar otras cosas tengo una memoria prodigiosa. Os lo cuento por si entre vosotros hay algún experto en mentes complejas. U olvidadizas. 

De locos


He llegado a la conclusión de que tontos, así en bruto, hay muy pocos pululando por las calles. Abundan los que se pasan de listos, pero no los catalogaría yo de tontos, son más del estilo "tonto sí, tonto tu padre", que diría Desmon. Y por supuesto que hay mucho ignorante, la mayoría. Lo que noto es un incremento del número de locos, de chalados, de vacas sin cencerro. No se nota porque somos tantos los tarados que salimos de casa por las mañanas a levantar el país que nos parece normal. Llevo apenas dos horas en la calle y podría haber formado un equipo de fútbol con los que me he topado. Con reservas, directivos y entrenador. Y si me das alguna hora más, con afición incluida. De locos.

Responsabilidad


"Ese que entra tiene un blog muy famoso", me dijo Adolfo hace unos meses señalándome a un tipo de entre 30 y 40 años, con pinta de espabilado. Entraba en el Kubrick, por supuesto. Se me olvidó el nombre del blog y  todavía sigo sin saber los méritos del citado individuo. Tiene que ser duro ir por el mundo y que te señalen como el autor de un blog de éxito. Yo no saldría de casa. Demasiada responsabilidad. Hace unas semanas me encontré de casualidad en el facebook de una chica que no conozco un enlace de El Fugitivo y este texto: "Este es un blog que me gusta mucho". Casi me da un patatús. Ahora siempre que escribo pienso en si le gustará o no a aquella chica. En fin. Aprovecho para recomendaros una película: "El secuestro de Michel Houellebecq". Os aviso porque no creo que dure más de una semana en la cartelera.

"No hay que temerle a la felicidad: pues no existe". Michel Houellebecq

lunes, 1 de septiembre de 2014

De vuelta


Vuelta al cole. Días complicados, siempre alerta ante los desaprensivos que han vuelto de las vacaciones y quieren que lo sepas. Lo mejor es caminar mirando al suelo. Controlando para no tropezarse, no vaya a ser que el remedio sea peor que la enfermedad. Mis vacaciones han transcurrido con normalidad, sin sobresaltos. Durante mi estancia en Mallorca conocí a una persona de quien solo tenía una referencia: "X es tonto, muy tonto". Esperaba encontrarme a alguien con los mocos colgando o con la boca abierta y la lengua fuera. Y no, resulta que X es un tipo bonachón y educado, y un poco simple, para que negarlo. Después de darle vueltas al asunto he llegado a la conclusión de que lo que irrita de X es que es un tipo feliz. El muy tonto...

miércoles, 20 de agosto de 2014

Agur, Marijaia, agur


Doy por finiquitada la Aste Nagusia. Mañana me voy una semana a Palma a visitar a mi cuñada Irantzu. Sobre lo vivido hay poco que destacar. Me refiero a novedades respecto a pasadas ediciones. Lo mejor, en gastronomía, la comida en el Hotel Carlton, donde ofrecen el mejor menú de la semana grande. Ayer lo pude comprobar degustando un contundente, y ligero a la vez, marmitako, un sabroso pulpo a la brasa y un arroz con leche con helado de canela para enmarcar. Y las fiestas no son tales sin los amigos. No hay nada mejor para la autoestima que quedar con ellos a comer y comprobar que uno no está tan mal como suponía. Me refiero al aspecto mental. Hay un deterioro evidente entre la parroquia más cercana. No voy a entrar en detalles que luego todo se sabe.

martes, 19 de agosto de 2014

Los conciertos del Kubrick


Todos los días de la Aste Nagusia, a las 20:30 horas, el Kubrick Bar acoge conciertos en la terraza que, como mínimo, calificaría de sorprendentes. A un paso del espacio festivo, junto a la feria de artesanía, hay un local que todavía se preocupa por ofrecer algo diferente. Hay que ir más al Kubrick...



lunes, 18 de agosto de 2014

Aste Nagusia


Criticar las fiestas populares está mal visto en Euskadi. Enseguida te etiquetan de enemigo del pueblo vasco. O del pueblo kurdo. Ayer salí a las 8 de la tarde de casa y lo primero que me encontré fue con un concierto heavy en un txozna, mientras a 50 metros sonaba el "Eres tú" de Mocedades. Y así hasta que conseguí salir del espacio festivo.  Entiendo que ante cualquier crítica a esta forma de entender las fiestas disparen con bala. Y es que hay mucho dinerito en juego y la vida está muy achuchá. Pero hay que decirlo aunque duela: la Aste Nagusia es un coñazo. Y habría que decirlo más...