Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2014

De bares por Donostia


Mañana me piro para Donostia.  Por si os animáis, os dejo los nombres de las tascas que a mi más me gustan. Cerca del Kursal, Bodega Donostiarra, con pintxos de toda la vida, para chuparse los dedos. No muy lejos, en Gros, Hidalgo 56, imprescindible pedir un "Volcán". También en Gros, Bergara y el Senra, dos históricos que nunca decepcionan. Cambiando de barrio, en el Antiguo Gudari nos descubrió hace dos años el Oliyos y ya sabéis que de zampar pocos tan cualificados como El Películas. Por la Parte Vieja, La Viña, imprescindibles las antxoas albardadas, la tortilla de patata o antxoas y la tarta de queso. En el Néstor, con solo una mesa, sirven la mejor ensalada de tomate y un chuletón de quitar el hipo. Como la mesa siempre está ocupada, es normal ver a la gente comiendo en la barra. Si te apetece ir de bocadillos, te recomiendo el Narrika, en la calle del mismo nombre. Y si lo que quieres es vivir el ambiente del Festival apunta estos nombres: Morgan, Oquendo, Tánger, Aldanondo, La Cepa o el Ganbara. Además, hay otros mil sitios donde se come y se bebe con fundamento. Es imposible equivocarse.

Derecho de autodeterminación


Hoy, si no me equivoco, se celebra el referéndum en el que los escoceses deciden si quieren seguir en el Reino Unido o quieren ir por su cuenta. Por lo que veo en algunos medios de prensa, y en las redes sociales, los que están a favor de la independencia de Euskal Herria quieren una Escocia independiente. Por su parte, los que dicen no a una Euskal Herria independiente quieren que siga en el Reino Unido. Entonces, si sale el NO, la idea de una Euskal Herria libre sale derrotada. Y si gana el SÍ, txapeldunes. Lo simplifico por cómo se lo toma la gente, cuando lo importante, en mi modesta opinión, es que en Europa en 2014 todavía hay pueblos que pueden decidir su futuro en libertad. Gane el Sí o lo haga el No. Es un tema que tendrán que decidir los escoceses. Pues eso, por el derecho de autodeterminación de los pueblos. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Jon Kortajarena


Revisando entradas anteriores me he encontrada con una titulada Merkaldia que, sin yo saberlo, ha generado un debate muy participativo sobre el citado supermercado. Yo escribí que un amigo tenía un puesto de pescado en la citada tienda de alimentación y me encuentro con seguidores y detractores de Merkaldia opinando sobre el género que allí se vende, el precio del mismo, etc. Ya sabía que para que te lean lo mejor es poner de titular un nombre popular, tipo Kate Mos o Jon Kortajarena. Lo que nunca hubiera imaginado es que El Fugitivo se iba a convertir en un foro de debate sobre frutas y hortalizas. Para mear y no echar gota.

Jordi

¿Cómo os habéis quedado con el tema Pujol? Es flipante. Quién iba a pensar que algo así podría ocurrir. "Sí, ya", fue mi respuesta cuando me lo comentaron. De otros lo podría pensar, pero no de él. Pues sí, amigos, Jordi Pujol padre mojaba el churro fuera de casa.

martes, 16 de septiembre de 2014

Los bilbasores


Durante años, el Festival de Donosti ha significado para mi un soplo de aire fresco justo antes de la llegada del implacable otoño. No conozco mejor forma de despedir el verano, lejos de la rutina de Bilbao. Digo que "ha significado" y no "que significa" porque  ya no es lo mismo. Durante la semana del festival, sobre todo el fin de semana, Donosti se convierte en una extensión de algunas calles del botxo. Por el Bulevar o la plaza de la Constitución estarán sueltos muchos de los que estaban la semana pasada por la plaza Nueva o la calle Santamaría. Sí, claro que hay más gente, pero tengo la suerte de no conocerles. El Zinemaldia ya no es un paréntesis en mi vida rutinaria, sino una prolongación de la misma. Añoro aquellos años en los que solo coincidía con El Aventurero, Elena y Toño. Ya en aquella época me parecían una multitud. Los Bilbasores: The Film.

Nastassja

El viernes comienza una nueva edición, la número 62, del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. El Zinemaldia de este año promete dosis de buen cine y el glamour necesario en este tipo de eventos. La presencia de caras conocidas, como Benicio del Toro y Denzel Washington -Premios Donostia-, Willem Dafoe, que presentará el biopic sobre Pasolini que ha realizado Abel Ferrara, Viggo Mortensen o  John Malkovich aseguran una semana movida para los mitómanos. Por su parte, la programación elaborada por José Luis Rebordinos y su equipo incluye varias citas ineludibles, por lo menos para mi: la retrospectiva de Dorothy Arzner, la primera mujer en formar parte del sindicato de directores de Hollywood, y la presencia en la sección oficial de las nuevas películas de Francois Ozon, Isaki Lacuesta, Alberto Rodríguez, Carlos Vermut, Mia Hansen Love y Billie August. Hay que destacar también la participación por primera vez en la sección oficial de una película en euskera, "Loreak", y el morbo que despierta la nueva película de Pablo Malo, "Lasa eta Zabala", con nuestro Juanma Pagazaurtundua como director de producción y la gran Itziar Ituño en el reparto. La actriz de Basauri es también la protagonista de "Loreak". Además, si es que aún quedan entradas, varias recomendaciones: "Pasolini", de Abel Ferrara, "Relatos Salvajes", de Damián Szifrón, "Retour à Ithaque", de Laurent Cantet, "Kis uy kusu", de Nuri Bilge Ceylan -Palma de Oro en Cannes-, "La chambre bleue", de Mathieu Amalric, o la nueva película del enfant terrible del cine actual Xabier Dolan, "Mommy". Y no me pierdo "Negociador", de Borja Cobeaga, sobre las negociaciones de Jesús Egiguren con dirigentes de ETA, con Ramón Barea, Óscar Ladoire y Carlos Areces de protagonistas. Cobeaga promete una comedia nórdica, sin risas. Y durante los días del festival andará por Donostia un ángel: Nastassja Kinski. Palabras mayores.

lunes, 15 de septiembre de 2014

La actualidad

Facebook me parece el peor foro para cualquier tipo de debate político con fundamento. Es lo más parecido a la barra de un bar. A pesar de ello, el otro día entré en una discusión a cuenta de unas declaraciones de Fernando Savater sobre el fenómeno Podemos. Estaban sacadas de una entrevista con el filósofo donostiarra en la que éste hablaba sobre un nuevo libro -¡tiembla César Vidal!- que acaba de publicar. Me llamó la atención que lo que más destacaban los defensores de Savater, por no decir lo único, es que "es un valiente". Con argumentos tan sólidos hay muy poco que oponer. Y menos un cobarde como yo. Ahora bien, ¿el ser valiente te convierte en infalible a la hora de opinar sobre las cuestiones de actualidad? Otro tema que me cautiva es la claridad con la que mis contemporáneos se enfrentan a situaciones que a mi me resultan complejas. El caso de Escocia, por ejemplo. Igual no han estado nunca en Escocia, ni saben situarla en el mapa, pero parecen del puto centro de Glasgow. Y toman partido en un referéndum sin que nadie les pida su opinión, cuando lo lógico sería acatar la voluntad de los escoceses, sea la que sea. Pero me da que aquí somos más de imponer que de respetar. Todos.