Seguidores

jueves, 23 de marzo de 2017

Bonjour tristesse


Estoy como "las almacas de Marín", que es como un amigo, uno de esos genios del lenguaje de los que os he hablado en alguna ocasión, dice en vez de "las maracas de Machín". Así estoy yo, más pallá que pacá, sin capacidad de respuesta ante los indudables retos a los que me enfrento a diario. La lucha empieza a primera hora, cuando mi cuerpo y mi cabeza me piden que no me levante de la cama, que llame a la oficina y que diga que me encuentro mal, incluso que ni llame, total nadie va a notar mi asuencia. El combate sigue en el bar del café de la mañana de antes de ir a trabajar, donde el dilema es comer o no ese cruasán que todas las mañanas me reta provocador desde la barra y que tengo prohibido por prescripción médica. En la oficina me espera mi jefe, que me repite lo mismo que el día anterior, que la semana anterior, que el año anterior. Y me quedo solo y pienso en escribir algo que tenga un mínimo de interés, pero no es el día. Ayer tampoco lo fue y me da que mañana, más de lo mismo. Podría recomendar "Locas de alegría", una película digna sucesora de ese cine popular italiano de los años 50 y 60 y protagonizada por dos estupendas actrices. Podría hablar también de la segunda temporada de "Billions" o de que con la primavera ha vuelto el frío. La tristeza llega sin avisar. Espero estar pronto de vuelta. O no.

Mañana se estrena "El bar", de Alex de la Iglesia. Por si se me olvida...

"Alguna gente no enloquece nunca. Qué vida verdaderamente horrible deben tener". Charles Bukowski

lunes, 20 de marzo de 2017

Malos de película

Siempre he sentido una fascinación irrefrenable por los malos de ficción. Cada uno tenemos nuestros malotes de cabecera. Sin ellos, muchas de nuestra películas y novelas favoritas perderían fuerza y atractivo. No hablo de locos sanguinarios o tarados evidentes, me refiero a personajes seductores, hombres y mujeres carismáticos y poderosos. Yo soy más de Vito Corleone que de Freddy Kruger, para entendernos. También me pirrian los locos cariocos, estilo Norman Bates o Jack Torrance. Entre las féminas, mi favorita de la ficción actual es Claire Underwood, esa mujer fría y calculadora que interpreta sin despeinarse Robin Wright en "House of cards"Fernando Savater escribió un libro al respecto titulado "Malos y malditos". Para el filósofo donostiarra, "los malos siempre introducen un elemento de animación y seducción a la narración que la hace mucho menos aburrida". A esta larga lista de malos de ficción habrá que añadir próximamente a mi amigo Juanma Pagazaurtundua. Gudari, como le conocemos sus íntimos, se encuentra inmerso en el rodaje de "Operación Concha", película que se está rodando estos días en Donostia y en la que interpreta a Rivas, un malo bruto y descerebrado, al estilo de esos personajes que tan bien perfilan los hermanos Coen en sus películas. Alguien escribió que no hay papeles pequeños, sino actores pequeños. Juanma Pagazaurtundua, apunten este nombre.

"Me da igual que me tengan miedo. ¡Dirijo un negocio, no un puto concurso de popularidad!". Toni Soprano

viernes, 17 de marzo de 2017

¡Vamos a morir solos!


Mi despacho se conoce entre los compañeros de oficina como el confesionario. Por allí pasan otros trabajadores de la empresa que están en otros centros a contarme sus problemas laborales. Que si el jefe no me hace caso, que si el jefe me hace mucho caso, que si todo se podría solucionar si todos aportáramos algo de dinero para contratar a un sicario. Las típicas reivindicaciones laborales. Pero claro, el roce hace el cariño, y algunos aprovechan para soltarme también penas de su ámbito más íntimo. A la mayoría me dan ganas de gritarles, como diría Ignatius Farray, "¡vas a morir solo!", pero me controlo y asiento con la cabeza mientras me cuentan lo cabrones que son sus hijos o sus parejas. Las mujeres se decantan por "mi marido es una calamidad" y los hombres son más de "mi mujer está loca". No me frecuentan hombres y mujeres con relaciones con personas de su mismo sexo, por lo que deduzco que son más felices. O más reservados, vete tú a saber. Los peores son los que se acaban de enamorar y pretenden que me lea los mensajes que intercambian con su nuevo amor. Esto último, aunque cueste creerlo, me ha pasado. No deja de sorprenderme lo que somos capaces de hacer por amor. Me refiero a esos primeros días en que todo lo de otra persona nos parece fenomenal, lo lista que es, esa belleza serena, esa peca al lado del ojo izquierdo, todo. En unos meses nos parecerá una cretina, un adefesio con una verruga en el ojo izquierdo que no consigues quitártela de la cabeza, que se la arrancarías a mordiscos. Una peca, decía. ¡Vamos a morir solos!

"Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello me ayudara a perder un par de kilos". Colette

jueves, 16 de marzo de 2017

El café de la mañana


"¿Sobre qué vas a escribir hoy?", me pregunta un compañero de trabajo a primera hora de la mañana. Ya me siento obligado a tener que escribir, sin saber muy bien qué voy a contar. El tema a debatir en el café de antes de entrar a trabajar ha sido las elecciones holandesas. El informativo de Antena 3 ofrecía unas imágenes del candidato ultraderechista, un tipo de aspecto similar a sus ideas, que, por lo que comentaban, no ha conseguido los resultado que las encuestas presagiaban. Y todo ha quedado en un susto y seguirá gobernando el partido reacionario que lo hace en la actualidad. El fascismo malo tendrá que esperar, por lo menos, otros cuatro años. Entre sorbo y sorbo de café, la gente daba su opinión, centrándose sobre todo en las cuestiones de fondo. "Vaya pelazo que gasta el hijo de puta", ha sido el comentario más repetido. Alguien también se ha acordado de su mujer, de la del holandés, no de la suya, y es que parece ser que solo se ven una vez por semana por motivos de seguridad. "Vaya suerte que tiene la tipa, con lo asqueroso que tiene que ser", ha comentado el que suele destacar por sus opiniones feministas Una cuñada suya, del tipo del café, no del holandés, trabaja en Igualdad en un ayuntamiento y eso le hace creerse un experto en la lucha por los derechos de las mujeres. "Si te oye mi cuñada", es su frase más recurrente.

"La atención es gasolina para el idiota". Frase oída el martes durante el programa "Ilustres ignorantes", de Movistar +. Creo que la dijo el periodista Jon Sistiaga.

lunes, 13 de marzo de 2017

Serie


La semana pasada contaba todo emocionado que he empezado a desesperezarme, que acudo a actos más o menos multitudinarios con normalidad y que el cambio le ha venido muy bien a mi cabeza. Unos días después, me retracto de lo dicho y me reafirmo en que como en casa en ningún sitio. Por lo menos hasta que vuelva a lucir el sol. O que nieve o pase algo incomprensible que me haga salir del ensimismamiento en el que me encuentro tan a gustito. Mientras tanto aprovecho para ponerme al día en el tema series. Tenía pendiente de visionado la nueva entrega de "¿Qué fue de Jorge Sanz?" y la primera temporada de una serie de la que había leído críticas elogiosas, "Search party". Pues bien, mientras en la primera David Trueba muestra síntomas alarmantes de fatiga, la fórmula está quemada y no interesa ni lo que cuenta ni cómo lo cuenta, la segunda es todo un descubrimiento, una mezcla de comedia y suspense absurdo al estilo de "Misterioso asesinato en Manhattan", de Woody Allen, pero en Brooklyn y protagonizada por un grupo de jóvenes a cual más lunático. Hablando de lunáticos, pronto llega Ignatius Farray con la segunda temporada de "El fín de la comedia". El 17 de marzo, en Movistar +, pura locura. La espera se me está haciendo eterna...

"La iglesia dice que se protege más a los linces que a los niños...Y es verdad, yo todavía no he visto a ningún cura que se haya follado a un lince". Ignatius Farray

viernes, 10 de marzo de 2017

Bardem


El próximo martes, 14 de marzo, comienza en la Alhóndiga un ciclo sobre el cineasta Juan Antonio Bardem, una oportunidad para que el público más joven conozca la obra de un director imprescindible para entender el cine español de los años 50 y 60. Películas como "Cómicos", "Calle mayor" o "Muerte de un ciclista" explican mejor aquella España que cualquier libro de historia. Después de años de ostracismo, Bardem volvió a la primera línea a finales de los 70 con un cine de marcado corte político, nunca renegó de su militancia comunista, con películas como "El puente" o "Siete días de enero". En 1984 rodó su última gran película, "Jarabo", una producción para la televisión sobre la figura de un conocido asesino en serie y miembro de la alta sociedad madrileña de los años 50. En una época de memoria frágil, felicitemos a Alhóndiga Bilbao por recordar la obra y la figura de un hombre comprometido, un magnífico director de cine.

"El cine español es políticamente ineficaz, socialmente falso, intelectualmente ínfimo, estéticamente nulo e industrialmente raquítico". Juan Antonio Bardem. Salamanca, 1956

jueves, 9 de marzo de 2017

Mujeres


El Correo, el periódico de mayor tirada del País Vasco, llenó su portada de ayer con retratos de mujeres, anónimas y populares, como forma de conmemorar el 8 de marzo, día internacional de las mujeres. Hoy, 9 de marzo, la portada del citado periódico no incluye ni fotografía ni reseña alguna de la multitudinaria manifestación a favor de la igualdad de derechos y en contra de la violencia machista que ayer recorrió las calles de Bilbao. La vida continúa...

"Yo nunca he sido capaz de averiguar exactamente qué es el feminismo: Sólo sé que la gente me llama una feminista siempre que expreso sentimientos que me diferencian de un felpudo". Rebeca West

La fotografía es un fotomontaje de la artista Greta Stern.